En Blanco y Negro

lunes, abril 27, 2009

EL ENTIERRO DE LA SARDINA

Buenas querid@s lectores, como decíamos ayer vamos a hablar de un tema novedoso del que seguro que nadie ha escrito nunca nada "El Entierro de la Sardina", que como su mismo nombre indica cada año se parece más a un entierro.

Sí odiados amigos este entrañable "desfile" cada año va...¿cómo podría decirlo?...¿siendo más miserable?...¿más abstracto?; bueno como la Duquesa de Alba bailando ballet con Rafa de Fama, un esperpento vamos.

Vamos por partes, yo entiendo que los que tienen que salir en el desfile un poco acojonaos tienen que ir, porque saber que a lo largo de unos kilómetros te vas a encontrar a una jauría de niños capaces de destripar a su madre pa que le des una bolsa de plástico gigante o un muñeco del Ikea tiene que ser traumático cuando menos. Me imagino al jefe antes de la salida del desfile mirando a sus tropas y diciendo "¡¡¡No tengáis piedad, pues ninguna piedad tendrán con vosotros!!!, hoy vuestros nombres quedarán inscritos en el Valhala al lado de los Dioses. ¡¡Muerteeeeeeee!!".

Claro esto cuando vas vestido de guerrero de Gondor tiene que molar, pero cuando vas vestido de gilipollas con rasta, barba y un porrete entre los dientes como que le falta credibilidad. Con esas pintas y un traje a cuadros cual arlequín italiano pero con los colores más chillones que el espectro visible pueda detectar no inspiran ternura, sino más bien lástima. Me imagino a sus amigos preguntarles "¿sales en el entierro?, ¿vestido de qué?" "pues... pa qué te voy a engañar de gilipollas" "¿y repartes algo?" "pues como un crio se acerque hostias como panes".

Luego pasamos a los cabezudos, esos sí dan alegría a un desfile...a un desfile de atunes en escabeche. Los ves agarrando el borde de la cabeza, que tiene que ser de hierro, porque se les clava en el pecho; que digo yo que si llevan más de 20 años esas cabezas ya podían haberle puesto un poquito de gomaespuma por misericordia. Ahora como los ves pasar hablando entre ellos y pasando de la gente piensas "¡que se jodan, si no bailan ni ná!".

Lo tengo pensao, el año que viene cogemos el Pelopo, Mario-san, el Blanquito, el Rojo, Chinogato y yo nos vestimos de gilipollas, así como cuando vamos a jugar al fútbol sala, y nos metemos en medio del desfile dándole patadas al balón, seguro que entretenemos más.

Cosa a parte son las charangas. Receta: Se cogen 10 individuos que sepan "tocar" instrumentos de viento y alguno que le dé hostias al bombo. Se les dan 14 cubalibres y les enseñan a "tocar" los mejores hits del momento, a saber:

-El venao.
-Que la detengan.
-Torero.
-El venao (sé que lo he puesto 2 veces, pero es que cada vez que venía una charanga la iba tocando así que vale doble).

Para darle un toque de color se invita a charangas de otros paises :

-Unos africanos que iban tocando la marcha típica de los caníbales antes de cenar y mirando a le gente con ojos golositos.
-Unos japoneses que se reían hasta con el clarinete en la boca (sin doble sentido sexuar), ¡¡joer es que saludaban hasta los familiares que iban detrás!!.

Y antes de la traca final las majorettes, con ese paso de caballo percherón. Si pudiesemos entrar en su mente seguro que oíamos a un grillo en medio de la noche: cri-cri cri-cri cri-cri.
Con ese movimiento de muñeca con un palo en la mano...estaba pensando que atornillando tienen que ser máquinas ¡¡marranos!!.

Por último la traca final LAS BRASILEÑAAAAAAAAASSSSS. Jejeje, sé de padres que viajan kilómetros con sus hijo, no para ver el desfile, no para coger juguetes, sino para ver a las famosas brasileñas destetás. Que digo yo que si es por ver tetas que le ponga al crio una peli de la Maribel Verdú que una teta se saca seguro y con poca suerte algo del flequillo de abajo también.
Pobres brasileñas, las mismas desde el 64, con dentadura postiza, cadera ortopédica, una con silla de ruedas y gotero. Las que son nuevas seguro que vienen de Brasil, ja ja. Me veo al encargao del desfile diciéndole al chófer "Julián llévame detras del Eroski infante o a una rotonda de las afueras a buscar "brasileñas" y con un poco de suerte probamos el género antes del desfile".

Bueno hermosos, hasta aquí la primera parte. En la segunda parte hablaremos de las carrozas con juguetes y buscaremos a las pocas personas que han conseguido juguetes que después hayan usado sus hijos.

Un abrazo a tod@ y hasta que nos leamos.

Fdo.: Negro-envenenao.

5 comentarios:

  • A las 3:34 p. m. , Anonymous nachonivela ha dicho...

    Que bueno, si otro post, qureremos mas.

     
  • A las 9:56 p. m. , Blogger Sra. Amparo ha dicho...

    Tienes que centrarte en el tema: por qué la media de edad de los sardineros pasa los 50, son todos feos a rabiar, están más salidos que un pico esquina, y cuando llevan la capa se creen los reyes del mambo??? Yo creo que esa semana les sube el ego que no veas, aun asi yo los persigo para recoger cosas absurdas, creo que lo mio es de psicologo pero es asin, todos tenemos defectos.

     
  • A las 10:51 p. m. , Anonymous nachonivela_compro_piso_en_Murcia ha dicho...

    Y esas carrozas, que pasa con las carrozas.

     
  • A las 2:21 p. m. , Blogger hm ha dicho...

    Jajaja... no sé, con la descripción que ha hecho de la fiesta, si ir algún año o salir huyendo si algún día me sorprende por allí...

     
  • A las 5:46 p. m. , Blogger chinogat ha dicho...

    Un huevo, yo sin un buen cheque no muevo un dedo

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal